miércoles, 9 de noviembre de 2011

Neumonía, riesgo de muerte y retraso mental

Neumonía, riesgo de muerte y retraso mental:


Generalmente se piensa en la neumonía como una enfermedad “común” entre los niños de menos de cinco años de edad, pero lo cierto es que es un padecimiento que no debiera ser frecuente porque se cuenta con un esquema de vacunación para su prevención, en especial para evitar secuelas graves como es el retraso mental que puede provocar la imposibilidad del menor de respirar y de oxigenar adecuadamente su cerebro, o bien se puede llegar a la muerte.
Así lo advirtieron en conferencia de prensa los especialistas en infectología pediátrica Antonio Arista Viveros y Gerardo Mercado Ruíz, al destacar la importancia de cubrir el cuadro básico de vacunación contra el neumococo, aún cuando se haya “pasado”, por olvido y omisión, los tiempos establecidos para la misma, (2 y 4 meses y al año de edad), pues lo importante es que se proteja al menor antes de que cumpla los cinco años de edad.
Explicaron que la neumonía, o pulmonía, es una infección de los pulmones caracterizada por congestión con líquidos e inflamación, lo que provoca en ocasiones dificultad para respirar o dolor. Los orígenes de la enfermedad pueden ser varios, sin embargo, uno de los más comunes es la infección por la bacteria del neumococo, de manera específica el Streptococcus pneumoniae, la causa más común de neumonía bacteriana en niños1, y del cual existen 90 variedades llamados serotipos. Uno de ellos es el 19A, que tiene la capacidad de ocasionar neumonías muy graves (con derrame y pérdida de la membrana del pulmón) y cuya presencia ya se ha reportado en México.
Entre las enfermedades causadas por el neumococo se encuentran las invasoras y no invasoras. Las primeras se caracterizan por la presencia del neumococo en sangre. Ejemplos de ellas son la meningitis, neumonía bacteriemica, bacteriemia y artritis séptica, entre otras. Por su parte, entre las enfermedades sin invasión del torrente circulatorio, se encuentran la otitis media y la neumonía no bacteriemica.La neumonía es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo. Se calcula que mata cada año alrededor de 1.4 millones de niños menores de cinco años, lo que supone el 18% de todas las defunciones de niños menores de cinco años en todo el mundo.Factores de riesgo
En términos generales, un niño sano puede combatir la infección mediante sus defensas naturales; sin embargo, lo más recomendable es vacunarlos en los primeros meses de vida y a lo largo de su infancia, debido a que el organismo de los pequeños es más sensible a contraer enfermedades, ya que su sistema inmunológico aún no está completamente desarrollado para combatir las infecciones.
Al hablar del neumococo, es posible que los niños sólo sean portadores sin presentar la enfermedad y por tanto puedan transmitirlo a otros pequeños, iniciando una cadena de contagio. En México predominan los serotipos 23F, 19F y 6A, los cuales en conjunto alcanzan un aproximado del 40% de todas las enfermedades invasivas por neumococo. PCV13, la vacuna de mayor cobertura contra enfermedades causadas por neumococo
alguno de los seis serotipos adicionales”. La dosis de refuerzo les permitirá generar anticuerpos para combatir la bacteria.
Debido a la importancia que tiene aplicar las vacunas en el tiempo que les corresponde para generar las defensas
necesarias a fin de lograr la eficacia esperada, los padres de familia ahora cuentan con una útil herramienta que les ayuda a llevar un claro control de la cartilla de vacunación de sus pequeños.
En la página web www.previeneelneumococo.com, podrán registrarse y dar de alta la información sobre edad y vacunas aplicadas a sus niños, y ya sea que elijan vía correo electrónico o teléfono móvil, recibirán un recordatorio de la aplicación de la vacuna para cumplir con el esquema en fechas y dosis correctas.

Yamel Viloria Tavera

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada