lunes, 7 de noviembre de 2011

Futbol mexicano

Futbol mexicano:


Futuros contradictorios para un jugador y la institución donde se volvió ídolo, tal vez hasta ahora el último ídolo americanista que haya surgido de Coapa, esa cantera que tiene todo para generar valores como Atlas, Pumas y Chivas, pero que por alguna extraña razón los directivos y técnicos no voltean a verla.
Por este lado del charco, el América vive hoy la peor temporada en muchos años, yo no recordaba a las águilas rozando el sótano de la general que, de no ser por Atlas, ocuparía el último lugar. Hoy ya se habla de un cambio de pies a cabeza, ojalá estos cambios sean con la intención de crear un proyecto a largo plazo, de otra forma creo que no servirá de nada su famosa reingeniería.


Al otro lado del charco, el último ídolo azulcrema vive su gran ilusión. Francisco Guillermo Ochoa logró, después de  mucho sufrir, cumplir su sueño de jugar en el Viejo Continente. Aunque muchos criticarán al guardameta de la selección mexicana, pocos saben realmente lo que le costó salir de América y colocarse en Europa, aquí les va la historia.


Cuando todos creían que era cuestión de tiempo para que Ochoa jugara en un equipo de Europa, comenzó a tener una mala racha con las águilas y con la selección. Los errores le costaron la titularidad en la selección y la posibilidad de cerrar su traspaso con bombo y platillo después del mundial de Sudáfrica 2010.
Tiempo después comenzó a retomar su nivel y las ofertas regresaron. Para su desgracia vino la participación en la Copa Oro 2011, donde dio positivo por clembuterol, lo que hizo que clubes como Manchester United, Olympique de Marsella, Paris Saint Germain, entre otros, decidieron olvidarse del mexicano, sin embargo un club pequeñito nunca se bajó de la puja por Memo Ochoa. El Athletic Club Ajaccio, a través de su presidente Alain Orsoni, le ofreció un contrato condicionando su cumplimiento a que fuera absuelto de los cargos. Ochoa no lo pensó dos veces y firmó. Ahora me cuentan que Ochoa vive feliz en la isla de Córcega, donde puede ir a la playa y hacer una vida normal, además de estar llamando poderosamente la  atención en varios clubes de Europa.


Pa’mis pulgas
Un amigo me platicó que la semana pasada estuvo en México el presidente del Ajaccio, Alain Orsoni, mi amigo cenó con el directivo, quien le contó que Memo está feliz en el club, sin embargo los dos saben que no puede mantenerse ahí por mucho tiempo. Y el directivo le confesó que Memo ya tiene fecha de salida: se va en diciembre. El  “presi” como cariñosamente le llama Ochoa, le confesó a mi amigo que varios clubes de Europa lo quieren. La posibilidad más fuerte por ahora vira hacia Sevilla, donde hay dos equipos que pujan por él, según me cuentan es altamente probable que Ochoa se vista de verdiblanco en el mercado de invierno… ¿será?
vflores.elperiodico@gmail.com


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada