lunes, 31 de octubre de 2011

Alerta IMSS sobre graves consecuencias por cáncer de próstata

Alerta IMSS sobre graves consecuencias por cáncer de próstata:


Para prevenir oportunamente las secuelas del cáncer de próstata, que van desde dolor y problemas al orinar, hasta la diseminación del cáncer a otros órganos e incluso la muerte, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) refuerza las acciones contra este mal mediante una prueba anual de sangre (antígeno prostático específico), que permite conocer la presencia de tumores en las primeras etapas e incide con tratamiento oportuno a fin de lograr una mayor sobrevida del paciente afectado.
El doctor Luis Carlos Sánchez Martínez, jefe del Departamento Clínico de Urología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza comentó que la testosterona y la edad, son los principales factores para desarrollar esta enfermedad que hoy es la primera causa de muerte en el varón después del cáncer de pulmón y colon.
Refirió que al ser una enfermedad asintomática (sin síntomas), que afecta a hombres mayores de 50 años y tiene un pico máximo entre los 70 y 80 años de edad, en varias ocasiones se confunde con problemas de obstrucción urinaria, esto debido al crecimiento benigno (hiperplasia de próstata) o maligno (cáncer de próstata) del órgano glandular.
El urólogo del Seguro Social dijo que es necesario permanecer alerta cuando se detectan problemas para orinar, si el chorro y la fuerza comienzan a ser disminuidos, si se presenta ardor o existe sensación de que la vejiga no se vació completamente.
De no prestar atención a estos signos las secuelas pueden ser muy graves como dolor de huesos, pérdida de peso importante y obstrucción con hinchazón de las piernas e incluso la muerte. Esto trae graves consecuencias para la salud del paciente y provoca que su expectativa disminuya al igual que su calidad de vida, precisó el doctor Sánchez Martínez.
Para hacer la detección oportuna de este padecimiento, el especialista del IMSS consideró necesario realizar la prueba del antígeno prostático específico, examen que consiste en una muestra de sangre para saber si el paciente está o no en riesgo de padecer esta enfermedad. Además de esta prueba, recomendó la del tacto rectal.
En el Instituto Mexicano del Seguro Social, se ofrecen varias opciones de tratamiento, una de ellas es la cirugía radical de próstata, que consiste en retirar la próstata, las vesículas seminales y los ganglios linfáticos que van acompañando a los vasos iliacos.
Cuando se opera y detecta que el cáncer está en etapas avanzadas, se ofrecen otras dos modalidades: radioterapia y tratamiento hormonal; en etapas tempranas cuando no aceptan la cirugía se brinda braquiterapia (aplicación de semillas radiactivas directamente en la próstata).
El doctor Sánchez Martínez destacó que tan solo en el servicio de urología del Hospital de Especialidades del CMN La Raza, se atienden mil 800 pacientes mensuales con este padecimiento y se realizan cuatro cirugías radicales de próstata semanales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada