miércoles, 28 de septiembre de 2011

Rumores de rescate europeo alientan mercados, irritan a Alemania

Rumores de rescate europeo alientan mercados, irritan a Alemania:


Los rumores sobre un aumento del fondo de rescate de la zona euro impulsaban a las bolsas de valores el martes, pero complicaban los intentos de la canciller Angela Merkel por lograr el apoyo de su coalición a seguir ayudando a las economías más débiles de la zona euro.
Las bolsas europeas subían por segundo día consecutivo y los bonos alemanes, considerados activos seguros, caían ante los reportes de que las autoridades europeas planeaban combatir la crisis de deuda soberana del bloque engrosando el actual fondo de rescate de 440.000 millones de euros.
El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, se vio obligado a negar que se planee cualquier nuevo aumento del fondo de rescate, en un intento por calmar a los furiosos legisladores de la coalición de centroderecha de su país.
El Parlamento alemán sostendrá una crucial votación el jueves respecto al acuerdo alcanzado en julio por los líderes europeos para extender los poderes del actual fondo.
"No pretendemos aumentarlo", dijo Schaeuble a un medio alemán.
La declaración de Schaeuble no respondió directamente la pregunta de si el fondo EFSF podría ser apalancado para recolectar más dinero que evite un contagio desde Grecia hacia Italia y España, la tercera y cuarta economías de la zona euro.
Aunque apalancar el fondo para pedir prestado más dinero y tener así más capacidad para enfrentar la crisis no requeriría un aumento del tamaño del EFSF, los críticos dicen que una medida de ese tipo podría elevar la exposición de los contribuyentes alemanes ante cualquier pérdida.
A algunos legisladores les preocupa que los funcionarios de la Unión Europea (UE) simplemente esperen a la aprobación de lo que se les prometió sería el último aumento, antes de seguir presionando con planes de rescate mayores.
El ministro de Finanzas francés, Francois Baroin, dejó en claro que había razones tácticas para evitar una discusión sobre cómo impulsar el poder financiero del fondo antes de la decisión alemana.
Consultado en una cena en París respecto a si había una necesidad de impulsar el EFSF, dijo que "no está en discusión presentar, a tres días de la votación del Bundestag (la cámara baja alemana), el asunto de si deberíamos aumentar el fondo (...) no abramos la caja de Pandora en algo que es una bandera roja para Alemania".
El estatus del fondo debe evolucionar, pero es prematuro decir si funcionaría "como un fondo de acciones con un efecto de palanca", agregó Baroin.
Merkel ha presionado intensamente a los legisladores oficialistas para asegurar que el Gobierno obtenga su propia mayoría en la votación, sin tener que acudir a la oposición de centroizquierda, ya que ese escenario podría desestabilizar la coalición y minar fuertemente su autoridad.
La canciller dijo que Alemania haría todo lo que pudiera para reconstruir la confianza en Grecia, pese a que algunos ministros de su propio gabinete han cuestionado abiertamente la capacidad del país heleno de evitar un cese de pagos y mantenerse en la zona euro.
Merkel se reunirá con el primer ministro griego, George Papandreou, en la tarde del martes luego de que el líder helénico prometiera a industrialistas alemanes que Grecia cumplirá sus compromisos del programa de rescate de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI), aunque ya ha incumplido importantes metas fiscales.
"Puedo garantizar que Grecia cumplirá todos sus compromisos", señaló Papandreou.

Berlín/París

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada