miércoles, 28 de septiembre de 2011

Diputados quieren mitigar la deforestación en el DF

Diputados quieren mitigar la deforestación en el DF:


Diputados del PRD en el Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), primero permiten el ecocidio en la ciudad de México y después quieren mitigar la deforestación tan grave que se vive y que ha generado la pérdida de más del 80 por ciento de las áreas verdes que existían en el siglo XIX.
El diputado del Sol Azteca, Carlos Augusto Morales López, propuso reformar la Ley Ambiental de Distrito Federal (LADF), y aseguró que la reforma del 2000 a la fecha no se han tenido avances, por lo que es necesario tomar medidas al respecto.
El legislador aseveró que la Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que en el Distrito Federal cada vez son menos las áreas verdes.
En 1995 correspondían 2.5 metros cuadrados de área verde por persona y para el 2005 ya se encontraba en 0.5 metros cuadrados, y cada día disminuye el espacio.
El parámetro indicado por la OMS es de nueve metros cuadrados por persona mínimo.
Agregó que la Dirección de Reforestación Urbana, Parques y Ciclovías, dependiente de la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal (SMADF), estima que sin contar zonas de suelo de conservación urbanas, la delegación Tláhuac sólo cuenta con 0.3 metros cuadrados de zonas arboladas por habitante.
La jurisdicción Cuauhtémoc con 2.6 e Iztapalapa con 2.6 metros cuadrados, lo que sobrepasa los estándares de la OMS, y sólo Xochimilco con 9.7; Cuajimalpa con 17; Tlalpan con 18; Álvaro Obregón con 23.1 y Coyoacán con 24.1 cumplen el estándar, sin considerar que la mayoría de los espacios en donde se encuentran las zonas arboladas están alejados de las zonas urbanas, lo que agrava el problema.
Se consideró la restitución con una especie arbórea para el caso de las talas. Esta reforma significaba que ya no se permitía que un particular pudiera talar un árbol sin autorización, lo cual se hace de manera desmedida.
Hoy en día no existe inventario, es decir, no se sabe qué árboles tiene el Distrito Federal, la cantidad de talas que se autorizan y los árboles que se restituyen.
En teoría dijo, debería haber más áreas verdes, toda vez que por cada tala que realice una persona, se deberá restituir uno de dicha especie con otras similares salvo que la especie a derribar sea de alto riesgo para la integridad personal o en su patrimonio, lo cual, no genera restitución alguna.
El procedimiento resarcitorio resulta ser insuficiente ya que es sabido que la mayoría de los árboles que se plantan sólo un pequeño porcentaje sobrevive.
Indicó las áreas verdes ésta siendo rebasadas por la urbanización, fenómeno que ya no sólo es característico del Distrito Federal, sino de toda la Zona Metropolitana del Valle de México, ya que los municipios aledaños están sustituyendo las áreas verdes por construcciones privadas o la instauración de vías públicas.

Edmundo Olivares Alcalá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada