miércoles, 31 de agosto de 2011

Tomará su tiempo, está difícil pero vamos a derrotar a los criminales: Calderón

Tomará su tiempo, está difícil pero vamos a derrotar a los criminales: Calderón:


Al reconocer que los niños están tristes, preocupados, molestos por la violencia que algunos criminales han desatado en contra de los mexicanos, el presidente Felipe Calderón Hinojosa, señaló que el Gobierno Federal está combatiendo a los delincuentes porque es su obligación, “tomará su tiempo, está difícil, desde luego, pero los vamos a derrotar”.
Durante la Entrega de Becas Generación Bicentenario Nacional Monte de Piedad, el jefe del Ejecutivo alertó que en el país “por desgracia hay gente mala, ambiciosa, perversa, cruel”, sin embargo, dijo que la tarea del Gobierno es enfrentar a esos criminales sin escrúpulos.
El Mandatario dijo que durante cierto tiempo pensaron en distintos órdenes de Gobierno, que si no se hacía nada contra los criminales no iba a pasar a nada.” Y eso, por desgracia, estaba equivocado”.
Dio que la inseguridad que se registra en el territorio mexicano, se deba a que no fueron enfrentados, detenidos y al no contenerlo fueron creciendo y expandiéndose como una mala yerba, una plaga y una cáncer.
Acompañado por Elba Esther Gordillo Morales, Presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, así como el Secretario de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, el Presidente dijo: “Sé que nos ha tocado y les ha tocado a ustedes como niñas y niños, enfrentar un momento muy duro, que ustedes no merecen haber vivido ese momento. Yo como papá a veces quisiera que mis hijos no vieran algunas noticias, algunas escenas en los periódicos”.
El jefe del Ejecutivo, manifestó que su administración está trabajando para reconstruir el tejido social, “sembrar el bien para que niñas, niños y jóvenes no caigan en las garras de la criminales, para que no se enganchen con los delincuentes, para que no caigan en la ambición de ellos, que es hacerlos caer en las garras de las drogas, de las adicciones o de la criminalidad”.
Calderón Hinojosa, puntualizó que “la maldad ha florecido de las semillas de valores de corrupción, de transa, de complicidad, de deshonestidad y para erradicar esa mala yerba, nosotros tenemos que sembrar los valores de honestidad, de legalidad, de justicia, de democracia, de respeto a los derechos de cada quien”.
Asimismo insistió que se está trabajando para erradicar “la ignorancia que heredamos de otras generaciones, y sépanlo, lo será porque aún con mil dificultades, estamos avanzando para derrotar miseria e ignorancia”.
Aseguró que en su administración “hoy cada quien es respetado en lo que dice, incluso, las cosas más agraviantes y a veces hasta ofensivas son respetadas, porque hay en la libertad la única garantía de democracia y de pluralidad que queremos”.
El jefe del Ejecutivo, pidió a los jóvenes no dejarse vencer por la mediocridad o la cobardía. “Nunca acepten la mediocridad ni la deshonestidad. Nunca acepten la mediocridad o la deshonestidad de sus gobiernos. Nunca acepten la mediocridad ni de sus maestros, ni de sus autoridades, pero, sobre todo, nunca acepten mediocridad, deshonestidad, ni cobardía en ustedes mismos, porque en ustedes está la llama del México que viene”.
La SEP tiene un gran mexicano
en otro orden de ideas y luego de que el titular de la SEP declinara a sus aspiraciones presidenciales, el jefe del Ejecutivo, agradeció a Lujambio “ese amor al país, Secretario, independientemente de las decisiones personales, que aprecio y respeto”.
Calderón Hinojosa, aseveró que después de conocer la decisión de su secretario de Educación de abandonar la carrera por la candidatura panista para 2012, “quiero decirle al maestro Lujambio, que sé muy bien que hay en la Secretaría de Educación un gran mexicano, cuyas decisiones están siempre, siempre guiadas por un gran amor a México, independientemente, de los derroteros electorales del país, estoy cierto y seguro que el Gobierno Federal tiene y garantiza un buen Secretario de Educación”.

Karina Cid

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada