lunes, 29 de agosto de 2011

Libia en guerra y Somalia en hambruna

Libia en guerra y Somalia en hambruna:


La persecución a Muamar Gadafi ha desviado la atención de la difícil situación que padece el Cuerno de África entre la sed y el hambre. Desde hace más de un mes la vida de 13 millones de personas está en peligro y las donaciones no bastan.
Libia forma parte de África y Muamar Gadafi es el hombre más buscado del continente. Libia también forma parte de la Unión Africana (UA), que tiene 53 países miembros, pero hoy toda la atención se centra en ella, por la guerra. África también tiene un cuerno, que conforman Somalia, Etiopia, Yibuti y Eritrea; una región que actualmente padece la peor sequía de las últimas dos décadas y una hambruna tan prolongada que ya parece parte del desgraciado patrimonio regional. Libia tiene mucho petróleo y el Cuerno de África mucha hambre y mucha sed.
La Unión Africana había estimado que US$ 1.400 millones serían necesarios para paliar transitoriamente la hambruna en Somalia, principalmente, y por eso convocó para el jueves a una conferencia de donantes en sus instalaciones de Adis Abeba (Etiopía). Aunque las 53 naciones estaban invitadas, sólo asistieron los presidentes de Etiopía (país anfitrión), Guinea Ecuatorial, Somalia y Yibuti. El balance final del encuentro dice que se recolectaron US$ 380 millones para atención humanitaria en el Cuerno de África: 300 fueron donados por el Banco para el Desarrollo Africano y el resto provinieron de promesas de los países. Sudáfrica y Argelia fueron los mayores donantes con US$ 10 millones cada uno. El recién creado estado de Sudán del Sur prometió un millón, mientras que Nigeria, la economía más grande de África Occidental, entregó dos millones a la causa.
El presidente de la Comisión de la UA, Jean Ping, aseguró que la iniciativa quedaba abierta para que los interesados en ampliar sus donaciones pudieran hacerlo. Sin embargo, fue claro que la convocatoria y la posteriores donaciones estuvieron lejos de alcanzar las expectativas. La cumbre, inicialmente pactada para el pasado 9 de agosto, fue aplazada, justamente, para dar a los donantes un tiempo más amplio para definir sus aportes.
La situación es preocupante. De acuerdo con cifras de la ONU, el número de personas que se encuentra en peligro debido a la falta de alimentos es de 13 millones, en su mayoría niños con altos grados de desnutrición. Adicionalmente, Somalia –el país más afectado- tiene a cinco regiones en estado de hambruna al tiempo que su débil gobierno y autoridades se baten a disparos contra la insurgencia fundamentalista islámica que quiere tomarse el poder. De otra parte, la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) anunció que de los US$ 161 millones prometidos en otra cumbre que tuvo lugar en Roma el 25 de julio, solo han llegado 57.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada