viernes, 29 de julio de 2011

Firmeza del sistema financiero mexicano: FCH

Firmeza del sistema financiero mexicano: FCH: "


Estabilidad del sistema financiero mexicano en un entorno global de incertidumbre, advirtió Demian Sánchez Yeskett, coordinador de asesores de la Presidencia de la República.
En su blog, el funcionario federal señaló que lo anterior es consecuencia del sistema financiero mundial que actualmente vive tiempos de incertidumbre debido a los problemas de deuda en países como Grecia, Portugal y Estados Unidos.
Sin embargo, el Consejo de Estabilidad del Sistema Financiero (CESF) de México asegura que “estamos bien posicionados para absorber los efectos de un deterioro en los mercados internacionales”.
A pesar de que el presidente Felipe Calderón Hinojosa manifestó su preocupación por la posible “crisis económica profunda”, que anunció su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, Sánchez Yeskett, insiste que el sistema bancario mexicano sería capaz de continuar operando adecuadamente, aun en condiciones adversas.
“A diferencia del pasado, gracias a los esfuerzos de supervisión y regulación realizados por el Gobierno Federal, las decisiones de financiamiento y ahorro de las empresas y familias mexicanas hoy cuentan con mejores condiciones (menores tasas de interés y plazos más largos) y mayor certidumbre”.
Asimismo, dijo que de acuerdo con un análisis del CESF, sobre un posible impacto el cual, podría tener una eventual salida de capitales del país asociada a los riesgos existentes en el entorno internacional, concluyó que las políticas económicas prudentes, el régimen cambiario flexible, la solidez de las instituciones financieras, el manejo prudente de la deuda pública y la cantidad de reservas internacionales acumuladas, permitirían limitar el efecto que la salida de capitales extranjeros tendría sobre el sistema financiero.
Dijo que el Consejo también se ha enfocado en analizar y dar seguimiento a factores de riesgo que podrían dar origen a una reacción en cadena que pusiera en riesgo al sistema. “Específicamente, el CESF realizó un ejercicio de sensibilidad a escenarios adversos (pruebas de estrés) en el que se examinaron los efectos de un aumento en el número de acreditados que dejan de pagar, menores recursos disponibles en la banca o mayores tasas de interés. En todos los escenarios, el nivel de capitalización de la banca mexicana se encontró por arriba del mínimo regulatorio de 8 por ciento”.
Sánchez Yeskett, gracias al manejo responsable de las finanzas públicas, a políticas económicas adecuadas y a una apropiada vigilancia del sistema financiero, los fundamentos de la economía se mantienen sólidos y el sistema financiero mexicano tiene la capacidad de absorber los efectos de un deterioro en los mercados financieros internacionales en caso de que este evento se llegara a presentar.

Karina Cid

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada