lunes, 9 de mayo de 2011

El colorido del arte neomexicano de Mauricio Siller

El colorido del arte neomexicano de Mauricio Siller: "


Mauricio Siller Obregón, califica su obra como “neomexcanismo” o “abstracto figurativo” en donde la figura y el color son los elementos principales.
Mauricio Siller nació en la ciudad de México y se considera poeta, pintos, escultor y muralista.


En julio de 1979 publica su primer libro de poemas, un año después lo hace con su “Poemario” y en ese mismo año hace de las artes plásticas su profesión.
Para él, la poesía es un reto en donde puede opinar sobre su tiempo. Y forma parte de las facetas de la vida donde va uno haciendo el trabajo que le llama la atención.


Con sus versos busca hacer critica social, ya que considera a la poesía un arma que despierta a la gente, que no mara, pero es poderosa.
Tanto en la pintura como en la escultura es autodidacta. Con mas de setenta y cinco exposiciones colectivas realizadas y cincuenta exposiciones individuales en México y en el extranjero.


Los temas que maneja van del figurativo al paisaje y las flores...'La naturaleza es la mejor fuente de inspiración para un artista y trato de preservarla en mis lienzos con la mayor autenticidad', dijo Mauricio.


“La vida misma es mi inspiración. Me angustia que el tiempo pase tan rápido. Quiero que el tiempo que me reste, lo pueda llenar con riqueza espiritual. Poder comunicarme con mis semejantes de la manera más libre que hay, que es con el arte”, aseguró Siller en entrevista con El Punto Critico.


Pinturas coloridas, que responden a la modernidad de los tiempos, combinados con elementos de la cultura mexicana antigua, componen la propuesta visual de Mauricio Siller, quien dijo retratar a la naturaleza, a las texturas que brinda, las sorpresas y a su constante renovación, aspectos de los cuales la mayoría de la gente -por el ritmo de la vida actual- pierde de vista o sencillamente no les interesa.


“El arte hace a la gente feliz y eso es lo que falta en esta sociedad. Hemos perdido la capacidad de asombrarnos”, dijo el artista quien ha participado en más de 50 exposiciones colectivas y 45 individuales, mismas que lo llevaron a recorrer distintas partes de la República mexicana y Estados Unidos.


Entre su obras se encuentran dos murales, uno en la Vocacional Número 2 del IPN y otro en el WTC titulado “Sueño de una noche de verano”. Además de estar trabajando en la decoración de la cúpula de la iglesia de la Santa Cruz en Cuajimalpa, en donde con su propio estilo incurre en el tema del arte sacro.




"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada