miércoles, 12 de enero de 2011

Plantean sombrío panorama para economía británica

Plantean sombrío panorama para economía británica: "


Lo anterior lo demuestran dos sondeos

El crecimiento económico de Gran Bretaña se habría desacelerado con fuerza a fines del año pasado, mientras que las ventas minoristas cayeron en diciembre, durante la crucial temporada de navidad, mostraron el martes dos sondeos.


Los estudios plantean un duro inicio para un año que ha sido descrito por el primer ministro David Cameron como difícil. El impuesto a las ventas se elevó al 20 por ciento, desde el 17,5 por ciento, mientras que los recortes de gastos del Gobierno comenzarán a tener efecto este año.

El alza en los precios también complica el panorama. La inflación se encuentra más de un punto porcentual sobre la meta del Banco de Inglaterra del 2,0 por ciento y algunos inversionistas creen que el primer incremento en las tasas de interés se podría producir tan pronto como en mayo, planteando un nuevo obstáculo para el crecimiento.

Las Cámaras de Comercio Británicas (BCC por sus siglas en inglés), que representan firmas que dan trabajo a cerca de uno de cada seis trabajadores del país, reportaron un fuerte crecimiento en el sector manufacturero, pero un débil desempeño en el importante sector de servicios durante los últimos tres meses del 2010.

El economista jefe de BCC David Kern dijo a Reuters que esto se traducirá en un crecimiento de entre el 0,4 y 0,5 por ciento durante el cuarto trimestre del 2010, por debajo del 0,7 por ciento alcanzado en el tercer trimestre.

La tendencia a la baja se mantendría durante los dos primeros trimestres del 2011, resultando en un crecimiento cercano al 0,2 por ciento en cada trimestre, a medida que los empresarios hacen frente a la reducción en la demanda interna tras los recortes de gastos y el alza del IVA.

En tanto, un sondeo del Consorcio Minorista Británico mostró que las ventas minoristas cayeron en diciembre por primera vez desde abril del año pasado, arrastradas a la baja por las fuertes nevazones y los temores de los consumidores sobre el panorama económico.

'Hemos visto que las ventas de alimentos han resistido -todos tenemos que comer- pero los productos no alimenticios tuvieron dificultades', dijo el director del consorcio, Stephen Robertson, en una entrevista con Reuters Insider.

Pese a esto, las exportaciones están dando noticias alentadoras para las empresas británicas. Los manufactureros reportaron el crecimiento más fuerte en la demanda y ventas al extranjero desde el último trimestre de 1994, cuando el país se recuperaba de su recesión anterior.

En tanto, las empresas del sector de servicios reportaron su mayor demanda extranjera desde mediados del 2007, pero vieron los pedidos internos más débiles desde el último trimestre del 2009.

Londres

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada