lunes, 27 de diciembre de 2010

‘Pacomemo’: el portero del sueño truncado

‘Pacomemo’: el portero del sueño truncado: "


alt



Por Pablo Nieves



Francisco Guillermo Ochoa Magaña nació en Guadalajara, Jalisco, México el 13 de julio de 1985. Es un futbolista mexicano, se desempeñaba como guardameta del América en la Primera división de futbol mexicano, hasta que el Fulham inglés se interesó en su trabajo, y el miércoles 9 de diciembre el guardameta tapatío viajó a Inglaterra para tener conversaciones con Mark Hughes, el técnico del cuadro inglés, y firmar por casi 8 millones de libras esterlinas, es decir, 12.5 millones de dólares para prestar sus servicios en ese equipo, el cual está en peligro de descender a la segunda división del futbol inglés. No obstante, una semana después se corrió en los medios que el Fulham realmente no estaba dispuesto a pagar por los servicios del guardameta; a partir de entonces el club América, quedando con una embarazosa imagen, dio la cara ante los medios declarando que ambas partes (América y Fulham) estaban aún en pláticas sin concretarse nada. Finalmente Ochoa se quedará seis meses más con el cuadro de Ex Hacienda de Coapa.





Trayectoria





A principios de 2004, el técnico holandés Leo Beenhakker, entonces entrenador del América, observó un partido entre las fuerzas básicas y se percató de las habilidades de Ochoa, ingresándose al primer equipo. El 15 de febrero del mismo año en el partido contra el Monterrey, el portero titular, Adolfo Ríos, convaleciente de una operación, fue sustituido por Ochoa. Debido a esta situación, Ochoa fue titular en los partidos de liga como en los de la Copa Libertadores de América. Su desempeño en la portería le consiguió que el entonces director técnico de la selección mexicana sub-20, Humberto Grondona, lo llamara y nombrara capitán del equipo nacional. Finalmente, cuando Adolfo Ríos se retira consigue la titularidad del equipo.



En la siguiente temporada, la selección mexicana no calificó a la Campeonato Mundial Juvenil de la FIFA en Holanda, y el nuevo técnico del Club América, Oscar Ruggeri, que había contratado a los guardametas Sebastián Saja y Ricardo Martínez, relegó a Ochoa. Pero con la destitución de Ruggeri y la llegada de Mario Carrillo a la dirección técnica, Ochoa regresó a la titularidad.



El América obtuvo el título del torneo Clausura 2005, con una racha de 28 partidos sin derrota entre partidos nacionales e internacionales, destacándose la participación de Ochoa en aquella temporada. El 14 de diciembre de 2005, Ochoa integró al equipo principal de la selección nacional en un partido frente a Hungría. Y luego de la lesión del guardameta titular Oswaldo Sánchez, se quedó con la titularidad.



En 2008 fue llamado para jugar con la selección Resto del mundo en un partido amistoso contra Irak celebrado en Milán, Italia, junto a figuras del fútbol mundial como Roberto Carlos Abbondanzieri, Carles Puyol, David Beckham, Alessandro Nesta, Ronaldinho, Cristiano Ronaldo, Raúl González y Javier Zanetti, entre otros.



Es el único jugador mexicano que aparece incluido en la lista de una revista francesa que premia al mejor jugador del año con el denominado 'Balón de Oro' 2007, aunque el galardón no es reconocido por la FIFA, desde 2007 abarca a futbolistas de todo el planeta y que juegan en todos los países.



Cabe mencionar que en base a su talento y popularidad, la empresa EA Sports lo incluye, junto a Ronaldinho, en la portada del videojuego multiconsola FIFA 08 y FIFA 09 en su versión para Norteamérica (México y Estados Unidos).





Su paso con la selección mexicana





Después del encuentro contra Hungría, en el cual debutó como portero del Equipo Mayor de México, Francisco Guillermo Ochoa fue llevado al año siguiente a la Copa Mundial de Alemania 2006 como suplente de Oswaldo Sánchez, al igual que José de Jesús Corona. Al terminar la gestión de Ricardo Lavolpe, es considerado en las convocatorias de Hugo Sánchez para integrar el plantel azteca.





En el 2007 jugó en el primer cotejo de la Copa Oro en contra de Cuba, en el que se impuso el tricolor por 2-1. Más tarde, en la Copa América tendría su oportunidad contra Chile en un encuentro sin goles y contra Uruguay en el duelo por el 3er lugar donde el cuadro azteca venció a los charrúas por 3-1. A partir de los encuentros contra Colombia, Panamá, Brasil, Nigeria y Guatemala el jugador del Club América ganó más minutos como titular.





En el 2008, Guillermo Ochoa fue convocado para enfrentar a Estados Unidos, consiguiendo un empate a 2 tantos y posteriormente se reportó al equipo Sub-23 que disputaría el Torneo Preolímpico de Concacaf con miras a obtener el derecho de participar en las Olimpiadas de Beijing como capitán del grupo. Tras no obtener el pase a los Juegos Olímpicos, Ochoa regresó con la verde mayor dirigida por Jesús Ramírez para formar parte de la lista a fin de jugar los encuentros contra China, Argentina y Perú con carácter de preparación y después el equipo enfrentaría a Belice en la Eliminatoria Mundialista de Concacaf. Con la llegada del entrenador sueco Sven-Göran Eriksson, Ochoa permaneció constante en la lista de llamados al equipo.





En el 2009, el cancerbero americanista volvió a la titularidad en el partido contra Bolivia con resultado de 5-1 y más tarde participó en el hexagonal final tras vencer a Costa Rica por 2-0 y sufrir una derrota ante Honduras por 3-1. Con Javier Aguirre obtuvo la oportunidad de jugar contra Venezuela con marcador de 4-0 y alineó en todos los cotejos de la Copa Oro con los que a la postre se coronó campeón. De regreso al hexagonal, el jaliscience disputó todos los encuentros con los que se logró la clasificación a la Copa Mundial de Sudáfrica 2010, en la gira por Europa jugó en el partido contra Holanda donde recibió 2 goles en la derrota 2-1.





En el Mundial de Fútbol de 2010, donde la selección Mexicana alcanzó los octavos de final, se vio relegado al banquillo, sin embargo, los medios manejan que Guillermo Ochoa es una seria promesa de cara al proceso de Brasil 2014.



























"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada