jueves, 30 de diciembre de 2010

Costosa alta burocracia

Costosa alta burocracia: "


La alta burocracia de México se encuentra entre las más caras del mundo. No sólo eso, registra un escaso nivel de eficiencia, lo que la convierte en una fuerte candidata a sufrir el prometido recorte al gasto corriente que debe aplicar el gobierno federal para enfrentar la crisis de finanzas públicas del país.


Los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón crearon cientos de puestos en la alta burocracia en el gobierno federal, con sueldos brutos de más de un millón de pesos anuales, más prestaciones de casi 700 mil pesos, que 'agobian' las finanzas públicas, según un análisis del PRI en el Senado.


Mientras tanto, para David Penchyna, quien será uno de los diputados del PRI más aguerridos en el terreno económico, sostiene que en los últimos 10 años el gasto corriente federal se expandió a una tasa de 20% debido a la multiplicación de direcciones generales, por lo que los priístas condenarán el ensanchamiento del Estado, el notable gasto que genera y los “precarios” resultados que ha obtenido. “Yo puedo demostrar que este es un gobierno que hace menos cosas con más personas, y que es más caro para los mexicanos”, dice.


Ernesto Villanueva, catedrático del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y candidato a presidir la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), consideró que la ineficiencia de la alta burocracia, con un alto costo para el erario, debe considerarse como un elemento de preocupación en el análisis de un estado disfuncional para ofrecer a los ciudadanos alternativas frente a la crisis.


De acuerdo con un análisis realizado por el PRI en el Senado de la República, los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón crearon cientos de puestos en la alta burocracia en el gobierno federal, con sueldos brutos de más de un millón de pesos anuales, más prestaciones de casi 700 mil pesos, que 'agobian' las finanzas públicas.


De 2004 a 2009, el número de direcciones de área pasó de dos mil 938 a cinco mil 69; las direcciones generales adjuntas de 782 a mil 247, y las direcciones generales de 644 a 968.


Además, creó 79 plazas homólogas a subsecretario en el gobierno federal, 24 de ellas en la Secretaría de Hacienda.


El documento de trabajo de la fracción del PRI en el Senado, que encabeza Manlio Fabio Beltrones, muestra el crecimiento en el número de plazas en 18 secretarías de Estado, la Procuraduría General de la República (PGR), la Presidencia de la República y la Consejería Jurídica de la Presidencia.


El documento incluye a los tribunales agrarios y al Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa, aunque en esos casos las variaciones son menores: ambas instancias no modificaron en el periodo referido ninguno de sus directores generales, generales adjuntos y de área, que en total suman 600 plazas.


Sólo el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa muestra un movimiento notable, al pasar de 54 directores de área en 2004 a 430 en este 2009.


Las Secretarías que tienen mayor incremento en cargos con rango de director general, director general adjunto y director de área son Agricultura, Comunicaciones y Transportes, Economía, Educación, Salud, Medio Ambiente, PGR, Energía, Desarrollo Social, Seguridad Pública, y en menor medida la Función Pública que desaparece a partir del 2010.


Las secretarías de Turismo y de la Reforma Agraria, que también desaparecen, tampoco muestran crecimiento en estos rangos de director general, director general adjunto y director de área.


La Presidencia de la República, según el análisis del PRI en el Senado, ha reducido de 20 a dos las plazas homólogas a subsecretario en los últimos cinco años, mientras que las direcciones generales se achicaron al pasar de 51 a 34, las direcciones de área también se contrajeron de 127 a 114, y el renglón donde presenta incremento es en las direcciones generales adjuntas, de 14 a 47.


Salud pasó de 125 directores de área en 2004 a 269 este año; de 24 directores generales adjuntos a 52, y de 33 a 56 directores generales.


Beltrones sostuvo que 'la alta burocracia hoy nos agobia. En los últimos nueve años se han formado más de 70 subsecretarías o sus equivalentes, cerca de mil direcciones adjuntas que encubren esa alta burocracia. Ahí es donde se está gastando el dinero, en lugar de hacerlo en estimular una economía que necesita eso para crecer'.


Según el documento de trabajo del PRI, Hacienda creó en cinco años 24 plazas homólogas a subsecretario; Agricultura creó tres; Comunicaciones y Transportes creó siete; Economía nueve; Educación abrió dos, al igual que Salud, Desarrollo Social, Seguridad Pública y Función Pública; Trabajo cuatro; ocho en el caso de Medio Ambiente; la PGR 14, es decir, 79 en total.


El único número que no varió de 2004 a 2009 es el de secretarios de Estado: 18, que para el 2010, de ser aprobado por la Cámara de Diputados, se reducirá a 15 y ocho subsecretarías menos, de las 68 registradas en el gabinete legal, por la desaparición de la Reforma Agraria, Función Pública y Turismo.


Una revisión en el Presupuesto de Egresos de la Federación, en el caso de Gobernación un subsecretario tuvo este año un salario anual bruto de dos millones 336 mil 500 pesos, más 749 mil pesos en prestaciones; los jefes de unidad o titulares de entidad perciben desde 2.3 millones anuales brutos y 745 mil pesos en prestaciones hasta 1.9 millones de sueldo bruto y 629 mil en prestaciones.


Los directores generales u homólogos ganan dos millones anuales y 665 mil en prestaciones hasta 1.4 millones y 484 mil, respectivamente; los directores generales adjuntos van de 1.3 a 1.1 millones de salario por año y 462 a 363 mil pesos en prestaciones; los directores de área de 945 mil a 673 mil pesos de sueldo y de 394 a 244 mil pesos en prestaciones.


Los subsecretarios de Hacienda tienen sueldos de 2.4 millones anuales y 779 mil pesos en prestaciones; los jefes de unidad de 2.3 a 1.9 millones y de 762 a 629 mil en prestaciones; los directores generales y homólogos perciben de 2.3 a 1.8 millones anuales y 737 a 601 mil pesos de prestaciones; los directores generales adjuntos de 1.8 a 1.1 millones y entre 589 y 401 mil pesos en prestaciones.


Las plazas asignadas totales en las 18 secretarías analizadas, además de la Consejería Jurídica de Presidencia, los tribunales agrarios y el Tribunal Fiscal, pasaron de 521 mil 710 a 643 mil 550 en los últimos cinco años.


De hecho, es con Calderón que el número de plazas asignadas aumentó: según las cifras de los senadores del PRI en 2004 sumaban 521 mil 710, para 2006 la cifra se redujo a 496 mil 493, que para este año se ubicó ya en 643 mil 550.


Beltrones sostuvo que 'México necesita una reorganización, una reingeniería administrativa en su gobierno. Es un pesado elefante que no permite reaccionar con la velocidad que ameritan hoy los tiempos'.


Francisco Medina

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada